Datos rápidos de Longisquama

  • Vivió durante el periodo triásico medio
  • Vivió en lo que ahora es Asia central
  • Tenía el tamaño de una cobaya
  • Era un insectívoro/herbívoro
  • Podría haber planeado de árbol en árbol

Acerca de la Longisquama

La Longisquama es un reptil extinto que vivió hace aproximadamente entre 230 y 225 millones de años, durante el Período Triásico Medio. Se descubrió por primera vez en 1970 y fue bautizado ese mismo año por A. G. Sharov. Su nombre significa «escamas largas» en griego.

Si intentáramos determinar si este reptil es real o no con sólo mirar las fotos de Longisquama, seguramente llegaríamos a la conclusión de que es un animal que alguien inventó. Sin embargo, estarías muy equivocado porque este reptil realmente vivió durante el Triásico Medio y realmente se veía como en las ilustraciones modernas de él.

Longisquama medía aproximadamente 15 centímetros de largo y pesaba unos pocos gramos. Tenía unas plumas que sobresalían de su espalda y parecía caminar sobre sus cuatro patas. Sin embargo, como el fósil de este reptil está incompleto, todavía hay muchas cosas que no se saben sobre su anatomía. Por ejemplo, los paleontólogos aún no saben qué orientación tenían las plumas de este animal ni para qué servían. Hasta que no aparezcan más fósiles, estos misterios seguirán sin resolverse.

Uno de los datos más interesantes sobre la Longisquama es que podría haber utilizado sus plumas para elevarse cuando saltaba de un árbol a otro. También puede haber servido de decoración para la selección de los machos para el apareamiento. En este punto, los paleontólogos no están exactamente seguros.

Dado que sus plumas son casi similares a las de las plumas, algunos paleontólogos han razonado que este reptil puede haber sido un pariente ancestral de las aves modernas. Si es así, habrá que reclasificarlo como arcosaurio o cambiar todo el sistema de clasificación para remontar la evolución de las aves hasta estos lagartos planeadores.

Otra cosa que actualmente se desconoce sobre Longisquama es lo que comía. Algunos paleontólogos sostienen que su pequeño tamaño y la forma de sus dientes apuntan a una dieta insectívora, otros no están de acuerdo y creen que este reptil pudo ser herbívoro. Como ocurre con casi todo lo relacionado con este reptil, no se sabrá hasta que se exhumen más pruebas.

Fotos de Longisquama

Longisquama por Martín ChávezLongisquama | Animales PrehistóricosLongisquama por Nobu TamuraLongisquama | Animales PrehistóricosLongisquama por Roman YevseyevLongisquama | Animales Prehistóricos