Megalodon

Datos rápidos sobre el Megalodón

  • Vivió desde el Mioceno temprano hasta el Plioceno tardío
  • Nadó en los océanos de todo el mundo
  • Sus dientes fosilizados fueron confundidos con lenguas de dragón
  • Es 3 veces más largo que una orca
  • Pesa la mitad que una ballena azul
  • Se alimentaba de delfines, tortugas marinas gigantes y ballenas

Acerca del Megalodon

El Megalodón es un tiburón prehistórico que vivió hace aproximadamente entre 23 y 2,6 millones de años, durante los períodos del Mioceno temprano al Plioceno tardío. Los dientes de estos tiburones se encontraron originalmente en formaciones rocosas durante el Renacimiento y la mayoría de las personas que los vieron pensaron que eran las lenguas petrificadas de los dragones. Esta idea se mantendría hasta 1667, cuando el naturalista danés Nicolaus Steno se dio cuenta de que en realidad eran los dientes de un tiburón. Sin embargo, no recibiría su nombre oficial hasta la década de 1830, cuando recibiría el nombre de Megalodon – un nombre que significa «diente grande«.

Como ocurre con la mayoría de los tiburones, los restos fósiles del Megalodón están mal conservados. Esto se debe a que los tiburones tienen estructuras esqueléticas hechas de cartílago y no de hueso. El cartílago no se conserva tan bien como el hueso, por lo que no hay muchas pruebas fósiles de este tiburón prehistórico. Sólo algunos dientes y secciones de una columna vertebral. Por eso ha sido difícil para los paleontólogos estimar el tamaño de esta criatura. Las imágenes del Megalodón, en cambio, suelen contar una historia diferente. Las representaciones artísticas de estos tiburones suelen tener el tamaño suficiente para derribar un portaaviones. Aunque probablemente eran bastante grandes, probablemente no lo eran tanto.

Sin embargo, a pesar de las afirmaciones tan exageradas sobre su tamaño, la mayoría de los paleontólogos han llegado a un consenso sobre el tamaño real de estos tiburones. La mayoría de los científicos dicen que medían unos 18 metros de largo y que podían llegar a pesar 75 toneladas. Aunque eso no es tan impresionante como algunas afirmaciones salvajes de que este tiburón medía más de 30 metros y pesaba más de 150 toneladas, sigue siendo bastante grande.

Sin embargo, uno de los datos más interesantes sobre el Megalodón no es su tamaño. No, es su dieta. A estos tiburones les encantaba comer no sólo peces, sino también delfines, calamares, tortugas marinas gigantes y a veces incluso ballenas. Sí, ¡ballenas! Eran capaces de comer ballenas porque tenían una fuerza de mordida estimada en unas 18,2 toneladas, lo que es suficiente para aplastar la cabeza de una ballena con la misma facilidad con que se rompe la cáscara de un cacahuete. Esa fuerza de mordida es incluso más impresionante que la de un T-Rex!

Fotos del Megalodón

Megalodon por KevinMegalodón | Animales PrehistóricosMegalodon por Robinson Kunz Megalodón | Animales PrehistóricosMegalodon por Jaime BranMegalodón | Animales Prehistóricos

Megalodon por Sante Mazzei

Megalodón | Animales Prehistóricos

Megalodon por Harry WilsonMegalodón | Animales PrehistóricosMegalodon por Mark A StevensonMegalodón | Animales Prehistóricos

Megalodon por Knut Raoul SamnoyMegalodón | Animales PrehistóricosMegalodon por SameerPrehistoricaMegalodón | Animales PrehistóricosMegalodón | Animales PrehistóricosMegalodon por Steven DavisMegalodón | Animales Prehistóricos